Para recibir a los visitantes en las zonas de mayor impacto se prepararon bastidores revestidos de lona impresa

Cartelería realizada en forex y corex impreso
Paneles de foam impreso directamente
Banderas colgantes de textil impreso colgaban del hall de entrada del Palacio Euskalduna